Artículos sobre plantas

EL HONGO QUITRIDO. Batrachochytrium dendrobatidis.

¿QUE ES?, ORIGEN Y CUANDO APARECE POR PRIMERA VEZ.

Descripción:



Hongo de la división qhytridiomycota, el grupo de hongos quitridios son parásitos de plantas e invertebrados, siendo este el primer caso de un hongo quitridio que afecte a vertebrados y en este caso exclusivamente a la clase amphibia. Originario de Sudáfrica en poblaciones silvestres de Xenopus laevis, al parecer era una infección estable dentro de sus biotopos originarios en Africa desde donde se propagó por el mundo a partir de la década de los años 30 por causas que aun se desconocen, pero que al parecer estarían relacionadas con ejemplares de X.laevis importados a terceros países.

A finales de los años 90 aparecen los primeros síntomas de alerta en comunidades de anfibios silvestres en Sudamérica.

Actualmente se encuentra diseminada por todo el mundo.

http://www.cdc.gov/ncidod/EID/vol10no12/03-0804.htm

El hongo parece utilizar el medio acuático para pasar más eficazmente de un huésped a otro.

El rango de dispersión del hongo en Centroamérica es de 28 a 100 Km por año, estando ya infectadas poblaciones silvestres de casi toda Sudamérica.

El hongo también ha infectado a animales cautivos en zoológicos y colecciones privadas durante los años 2006 y 2007 en JAPÓN, USA, AUSTRALIA y EUROPA.

El motivo básico de los contagios es la introducción de ejemplares nuevos en las colecciones sin seguir estrictamente el protocolo de seguridad marcado.

El hongo prefiere las zonas montañosas y las temperaturas frescas, entre 17 y 25 grados, por lo tanto España es una zona de alto riesgo para la diseminación de la infección en estado silvestre, véase la mortalidad de sapos parteros en Peñalara.

http://catanzaro.michele.googlepages.com/2007_12_24_elperiodico_anfibios.pdf

COMO DIAGNOSTICAR A UN ANFIBIO ENFERMO.

La enfermedad únicamente puede ser diagnosticada tras analizar al microscopio una muestra de piel de las patas o de la zona inguinal, o tras un procedimiento más sofisticado y denominado PCR (cadena en reacción de la polimerasa) o Polimerase Chaín Reaction.

Si lo tocamos en la parte superior de la cabeza, un animal sano suele parpadear acto seguido, lo normal es que traten de huir o salten vigorosamente, si no se producen estos comportamientos, podemos empezar a sospechar de que algo ocurre con nuestro animal.

Darle la vuelta al animal y colocarlo boca arriba, si se da la vuelta y se coloca en su posición normal o trata de huir, está sano, si permanece tumbado es señal de enfermedad. No necesariamente si se producen estos síntomas debe estar contagiado por el hongo quitridio, tampoco debemos abusar del manoseo al animal, lo que puede provocar estres en ejemplares completamente sanos, lo ideal es la observación diaria de su comportamiento, relación con otros ejemplares, desplazamientos por el terrario, alimentación, etc

Otra prueba puede consistir en colocarlo en una cubeta llena de agua con varios centímetros de profundidad (acordes al tamaño del animal), el animal nadará con normalidad o en cambio lo hará lateralmente y flotará, un síntoma de debilitamiento.

Tendrá claros síntomas de inapetencia e inactividad, delgadez extrema, falta de coordinación y respuesta a estímulos básicos (alimentación, huída), manchas en la piel, etc.

No obstante, en animales silvestres, incluso momentos antes de la muerte, no se observan signos clínicos aparentes.

De todos modos, una excesiva muda de la piel en la zona ventral y de las extremidades es un claro síntoma de la infección.

¿QUE LO PROVOCA?.

Un hongo microscópico llamado Batrachochytrium dendrobatidis, causante de la mayoría de declives en poblaciones silvestres (en mayor medida) y de terrario (en menor medida) de anfibios de todo el mundo.

FACTORES QUE FAVORECEN SU APARICION Y PROPAGACION.

El hongo se extiende más fácilmente a través de medios acuáticos y húmedos, así como en otros animales infectados por esporas. Una vez infecta y mata a las poblaciones locales permanece en el medio acuático como saprófito*.

El hongo puede colonizar nuevos territorios antes de que el animal haya muerto.

El hongo suele despertar entre los 17 y los 25 grados, causando la muerte del 100% de ejemplares afectados, siendo del 50% las bajas a partir de los 27 grados centígrados de temperatura,a partir de los 30 grados el hongo parece desaparecer.

Las importaciones de anfibios deben pasar cuarentena obligatoria, desaconsejamos adquirir animales importados de estado silvestre, sea cual sea su origen geográfico.

Si se adquiere un animal silvestre aparentemente sano, este debe ser mantenido en instalaciones e incluso dependencias diferentes y aisladas al resto de la colección, guardando el protocolo de seguridad e higiene más estricto y que facilitamos a continuación en este artículo. Visitar al veterinario de exóticos y realizar analítica oportuna para descartar la infección u otras patologías.

¿COMO AFECTA?.

El hongo ataca a poblaciones silvestres de anfibios, mata a los adultos en pocos meses, eliminando por completo poblaciones enteras a donde antes eran abundantes, mientras que los estados larvarios son infectados exclusivamente en la zona bucal, muriendo el animal cuando se transforma en adulto, momento en el que la queratina desaparece por completo y con ella el hongo.

El hongo afecta al equilibrio osmótico de la piel del animal, lo ataca externamente, nunca a órganos internos, las zooesporas* del hongo entran en contacto con la piel del animal, se fijan a esta, a los pocos días crean esporangios* que fabrican nuevas zooesporas, los esporangios no tienen opérculo*, por lo que la infección no se produce por liberación de las zooesporas al medio, sino por la fabricación de un tubo que taladra la piel del anfibio. El animal muere prácticamente por asfixia, el hongo libera sustancias tóxicas que son absorbidas a través de la piel del anfibio y elimina en sus últimos estadios el intercambio gaseoso en la piel, provocando hiperplasia de los estratos córneos y granulosos de la epidermis del animal.

Unicamente afecta zonas de la piel a donde está presente la queratina, por ello los renacuajos solamente son infectados en la zona bucal.

El periodo de incubación de la enfermedad puede estar entre los 9 y los 76 días,

La apariencia externa de los animales puede no denotar la infección, si más el comportamiento de estos (inapetencia, falta de coordinación).

Pueden aparecer oscurecimiento o aparición de manchas en la parte superior del cuerpo del animal.

Color rojizo en la zona ventral y en la parte interna de las extremidades inferiores (zona inguinal) y dedos, inflamación de las patas traseras.

Individuos extremadamente desnutridos, lesiones en la piel, inflamaciones, aftas, infecciones oculares.

Movimientos descoordinados y letárgicos, falta de movimiento en las extremidades traseras, movimientos torpes.

Reacciones nulas ante estímulos externos, animales que no tratan de huir al ir a cogerlos con la mano, animales que actúan diferente a los de su especie, ejemplares arborícolas que se pasan el día sentados en el suelo, nocturnos que no se ocultan durante el día, etc.

COMO PREVENIRLO, COMO CURARLO.

Seguir estricta y fielmente las normas del protocolo básico del manejo de anfibios, cuarentenas de ejemplares recién importados, cuarentenas de ejemplares recién adquiridos en el mercado, información detallada de la procedencia de los ejemplares, aislamiento y profilaxis al mínimo indicio de la enfermedad. La cuarentena recomendada en este caso es de 60 a 90 días.

Durante esta cuarentena debemos confinar a los animales a temperaturas entre los 17 y los 25 grados, a modo de detectar rápidamente la aparición del hongo.

Para comenzar seguidamente con el tratamiento de choque, el calor.

Los animales infectados deben mantenerse a más de 30 grados durante al menos 4 horas al día y durante varios días, hasta que notemos que los síntomas mejoran.

Continuar el tratamiento de choque con baños de betadine disuelto al 10% y evitando mojar narinas y ojos del animal. Continuar hasta detectar mejoría general, aumento de apetito, reacción a estímulos externos.

Acto seguido continuar con baños en suero ringer para tratar de recuperar los electrólitos perdidos tras el ataque del hongo.

Para terminar, desinfectar a fondo y quemar toda la decoración, usar guantes desechables en el proceso.

No eliminar el agua directamente por el desagüe, verter un buen chorro de lejía y dejar reposar 24 horas, luego eliminar.

Prevención:

Evitar mantener a los animales en situaciones de hacinamiento y superpoblación, mantener unas condiciones higiénicas básicas como cambios graduales de sustratos, retirada de heces de los lugares de uso cotidiano, posaderos, troncos, plantas. Mantener a los animales en rangos de temperaturas adecuados para la especie, entre los 18 y los 25 grados, a modo de detectar rápidamente la aparición del hongo si es que este estuviera presente.

No introducir materiales procedentes del campo ni del bosque por razones obvias, ni de otros terrarios a donde haya habido contacto con otros animales.

Desinfectar y esterilizar con calor extremo (horno, microondas) los materiales, en caso de introducirlos en el terrario, no usar productos químicos que dañen las mucosas de los animales.

Utilizar materiales desinfectantes efectivos contra las esporas del hongo para el aseo personal (Cloramina y Gluconato de Chlorexidina) antes de entrar en contacto con animales infectados y justo después de hacerlo.

Si se realizan estudios de campo, desechar los materiales que han entrado en contacto con los ejemplares silvestres, lavar bien la ropa y especialmente los zapatos con agua y lejía en abundancia.

Los anfibios solamente se deben manejar cuando sea estrictamente necesario. Antes y después de cada contacto hay que lavarse muy bien las manos, no usar colonias ni aerosoles antes o durante los contactos.

El manejo de animales favorece la transmisión de esta y otras patologías. No usar un contenedor para varios ejemplares.

Documento en pdf en castellano con medidas de control de la infección:

http://ajolote.ibiologia.unam.mx/documentos/presentaciones_cautiverio/17.pdf

No capturar jamás anfibios silvestres ni sus larvas, nunca mezclarlos con animales de terrario, nunca mezclar animales de varias procedencias ni de importaciones diferentes. Jamás transportar individuos de poblaciones silvestres diferentes.

Los terrarios o habitáculos de los animales deben tener un mantenimiento mínimo de higiene y limpieza. Los animales deben estar expuestos a un monitoreo o revisión diaria.

Acudir al veterinario especializado en exóticos si se sospecha que un animal pueda estar infectado.

En caso de detectar la infección en cautividad todo el material de decoración debe ser eliminado e incinerado, el terrario desinfectado a conciencia con lejía y agua muy caliente, el agua nunca debe ser arrojada por desagües o sumideros, antes debe emplearse una parte de lejía pura por cada 9 de agua y dejarse reposar durante 24 horas con el fin de evitar propagar la enfermedad antes de desecharla.

TRATAMIENTOS RECONOCIDOS, TESTADOS Y RECOMENDADOS:

Varios tratamientos experimentales con antifúngicos han sido utilizados con diferentes grados de éxito en animales afectados.

Tratamiento en adultos aislados.

CLORURO DE BENZALCONIO.

BETADINE (baños de 5 minutos cada pocos días como prevención diluido al 10% en agua).

ITRACONAZOL (Administración en baños como cura).

Procedimiento detallado.http://www.open.ac.uk/daptf/froglog/FROGLOG-46-1.html

Ultimos avances en tratamientos: http://www.jangala-magazine.com/foro/index.php?topic=3203.0

  • Zooesporas: Espora asexual provista de flagelos para locomoción.
  • Esporangios: Cápsula a donde se producenlas zooesporas.
  • Opérculo: Del latín Operculum, tapadera. Pieza que cierra la apertura del esporangio.
  • Saprófito:Vegetal que se nutre a expensas de restos orgánicos en descomposición.

ENLACES RECOMENDADOS.

http://www.amphibianark.org/chytrid.htm

http://www.environment.nsw.gov.au/plantsanimals/AmphibianChytridKTPListing.htm

http://www.environment.nsw.gov.au/plantsanimals/KeratinInAFrogsSkin.htm

http://www.fdrproject.org.au/pages/disease/CHYtreat.htm

Trachycephalus resinifictrix, la rana de leche amazónica


Nombre común: Rana de Leche amazónica.

Nombre científico: Trachycephalus resinifictrix.

Este anuro perteneciente a la familia Hylidae proviene de las selvas amazónicas, es una rana de tamaño mediano-grande que necesitará unas condiciones adecuadas para la vida arborícola, veamos algunos detalles básicos de su mantenimiento en cautividad:

Rana de leche amazónica

Ejemplares juveniles nacidos en cautividad, la mejor opción.

Terrario, vivario, jaula:

El habitáculo a donde mantengamos una pareja de este bello anuro arborícola debe ser espacioso, tanto como nuestras posibilidades nos den, esto podría resumirse en un vivario de 70 cm de alto x 45 de ancho y de fondo como mínimo, decorado con ramas, lianas y perchas naturales, a donde el animal pueda descansar de noche mientras acecha a sus presas y sentirse seguro mientras descansa al mismo tiempo.

 


A su vez, el terrario debe ser decorado con plantas naturales, no aconsejamos las artificiales, ya que estas ranas no suelen provocar destrozos en la decoración, además de ser suaves al tacto con su fragil piel y ayudar a mantener el grado óptimo de humedad requerido en el terrario.


Las temperaturas deben rondar los 22-28 grados durante el día y pueden descender hasta los 20-21 C nocturnos. Para ayudarnos a mantener dichos valores podemos hacer uso casi de cualquier método convencional usado en terrariofilia, cables, mantas, bombillas tipo spot durante el día y bombillas de cerámica de diferentes W por la noche. Si vamos a usar cables, mantas u otras resistencias térmicas, debemos colocarlos SIEMPRE por fuera del terrario y protegiendo el suelo de este con una cámara de aire. a modo de evitar roturas por la acción del calor. Un buen truco para ello consiste en hacer un bocadillo con el cable térmico entre dos baldosas de cerámica y sobre esta colocar el terrario suspendido por unas gotas o lágrimas de silicona en cada una de sus esquinas.

 

La forma ideal de mantener un terrario climatizado es siempre climatizar la estancia, para lo cual, podremos usar calefacción central, estufa de aceite o parafina, butano y en verano aire acondicionado.
Mantener fuera de estos rangos a los animales puede causar serias lesiones internas y fisiológicas, provocándoles stress y parasitosis.

Las plantas que podemos utilizar son todas aquellas de hoja ancha, Philodendron Sp. Spatyphillum, Sp. Anthurium Sp. Scindapsus Sp. etc.que soportarán perfectamente a una rana posada sobre ellas y ofrecerán amplios posaderos de caza o de reclamo en época de celo.

Las plantas es aconsejable dejarlas en sus tiestos y estos ser introducidos en el terrario, escondiéndolos con corchos y cortezas, para el suelo podemos usar turba rubia desmenuzada, arcilla expandida, placas de musgo vivo, es muy aconsejable que el vivario posea algún tipo de dispositivo de desague o grifo en la base por donde podamos evacuar el agua sobrante llegado el caso, ya que debemos evitar a toda costa que se encharque y sea un foco de infecciones fúngicas y bacterianas, para ver como construir un falso fondo podéis consultar en esta misma sección del foro.

La alimentación puede ser a base de todo tipo de artrópodos de tamaño aconsejado para los individuos que mantengamos, desde Drosóphila o microgrillos para los babys, hasta grandes cucarachas o saltamontes para los adultos, recordar siempre ofrecer las presas bien alimentadas y esplovorearlas de calcio una vez al mes como mínimo, la frecuencia de la alimentación debe ser al menos de dos a tres veces en semana. Las ranas defecan una sola vez tras cada ingesta, las heces son relativamente grandes y deben ser retiradas inmediatamente con papel absorvente para evitar malos olores y posibles infecciones.

La humedad del habitáculo, como para el resto de la clase Amphibia, no debería bajar del 60%, para ello podemos ayudarnos de sistemas de riego automatizados y conectados a temporizadores segunderos, sin embargo es una especie resistente a periodos de cierta sequedad, siempre que coloquemos una cubeta con agua limpia disponible para el baño, podemos rociar a mano dos o tres veces en semana según las temperaturas y siempre ofrecer en el terrario una cubeta grande  (25x15x10 de altura) con agua limpia embotellada, la profundidad variará de pocos milímetros a algunos centímetros dependiendo de la edad de los ejemplares, no usaremos nunca agua destilada para el baño de nuestros anfibios.
En época de cría es muy aconsejbale aumentar las lluvias progresivamente a varios minutos cada día, simulando chaparrones, lo que las incitará a comenzar con el cortejo.

 


Son unas ranas cada vez más fáciles de encontrar procedentes de la cría en cautividad y cada vez a mejor precio y una fantástica opción para aficionarse a los anfibios.


Recordar además que es una especie muy apta para mantener en grandes superfies como invernaderos, macro terrarios y jaulas acondicionadas.

Pelophylax perezi, la rana común

Pelophylax perezi

La rana común (Pelophylax perezi) es un anfibio anuro de la familia Ranidae. Es una rana de tamaño mediano a grande, pudiendo alcanzar los 11 cm de longitud en las hembras, aunque no suele sobrepasar los 8 cm. Posee una coloración verde y marrón muy variable, con manchas negras, con una línea vertebral verde más clara y sin la característica mancha temporal de las ranas pardas. El vientre es de color grisáceo.

El tímpano es conspicuo y los pliegues glandulares dorsolaterales están moderadamente desarrollados; ambos de color bronce. Es una rana muy estilizada, con largas patas. Tiene 4 dedos en las extremidades anteriores y 5 en las posteriores que están unidos por membranas interdigitales muy desarrolladas. La pupila del ojo es horizontal. Los machos tienen sacos vocales de color grisáceo en las comisuras de la boca.

Llegan a vivir hasta 6 años, aunque lo más habitual es 2 ó 3 años.

Distribución

Es una especie endémica de la Península Ibérica y del sur de Francia, apareciendo hasta casi los 2400 m de altitud. [1]

El límite de distribución septentrional no está claro. Se ha constatado la presencia de la especie hasta las cercanías de Lyon por el este y hasta el departamento de Vandea, por el oeste. Tampoco se conoce el límite en la parte central de la distribución francesa, donde es posible que se encuentre al sur de la cuenca del río Loira. Hacia el sur la especie no sobrepasa el Estrecho de Gibraltar, no apareciendo en el África continental.[2]

Ha sido introducida en las Islas Baleares (Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera), Canarias (excepto en El Hierro y Lanzarote), Azores y Madeira. [3]

Hábitat

Es una especie estrictamente acuática.

Es una especie estrictamente acuática, apareciendo en todo tipo de masas de agua, aunque preferiblemente en ambientes permanentes. Es menos frecuente en las masas de agua fría, arroyos de montaña con pendiente excesiva y cursos de agua sombreados por un denso dosel arbóreo. Puede ser encontrada tanto en medios lóticos (ríos, arroyos, ramblas, acequias), donde selecciona zonas con escasa corriente, como lénticos (charcas, balsas agrícolas, marjales, zanjas, embalses). Incluso se han encontrado ejemplares en el interior de cuevas, en fuentes termales con temperaturas entre los 25 y 30 ºC y en arroyos de montaña con temperaturas de 3 ºC.[1]

Ningún factor climático influye en su distribución, a no ser la altitud elevada. Ni siquiera la calidad del agua es un factor determinante en la presencia de esta rana, siendo el anfibio más resistente y con menos limitaciones de los que pueblan la Península, pudiendo frecuentar aguas eutróficas e, incluso, con un cierto grado de contaminación. Esto le hace ser una especie colonizadora temprana de hábitat modificados (incendios, contaminaciones) y de masas de agua de nueva creación. Aparece en gran número de biotopos ya sea en la región bioclimática Mediterránea como en la Eurosiberiana, encontrándose buenas poblaciones en lugares muy alterados por la acción humana. Su presencia sólo se ve limitada por la ausencia de agua. Tolera muy bien la salinidad del medio existiendo poblaciones en dunas y arenales costeros con concentraciones de hasta 0,75 g/l. [1]

Alimentación

Se alimentan tanto de presas terrestres como acuáticas, aunque mucho más frecuentemente de las primeras. Fundamentalmente se alimentan de invertebrados, sobre todo dípteros (moscas y mosquitos), coleópteros (escarabajos) e himenópteros (abejas, avispas y hormigas). De forma ocasional se puede alimentar de pequeños vertebrados, como peces, aves, anfibios y reptiles. También puede practicar el canibalismo con ejemplares más pequeños y renacuajos. Los renacuajos se alimentan de algas, detritos y fanerógamas del fondo, fitoplancton y perifiton de las masas de agua donde medran. Los adultos extienden sus zonas de campeo y alimentación a los alrededores de las masas de agua donde habitan, aunque nunca más lejos de 5 metros.[1]

Reproducción y desarrollo

Renacuajo en fase ápoda.
Renacuajo en fase tetrápoda.

El periodo reproductor abarca desde abril hasta julio, teniendo lugar principalmente en masas de agua permanentes. Los adultos seleccionan negativamente como hábitat reproductores ambientes con poco recubrimiento de vegetación de ribera. El amplexus es axilar. Los machos alcanzan la madurez sexual a los dos años de edad y las hembras al año. Se han relacionado con el cortejo dos formas de canto de los numerosos que emiten los machos. Otros se relacionan con la defensa de pequeños territorios.

Las hembras pueden desovar entre 2000 y 7000 huevos, con una media de unos 2300,[4] que suelen adherirse a la vegetación y al sustrato, pero también pueden encontrarse flotando en el agua. Emergen del huevo en 5-8 días y la metamorfosis comienza en 8-12 semanas, aunque algunos renacuajos pueden pasar el invierno en ese estadio.

Los renacuajos pueden crecer hasta los 111 mm, pero lo habitual es que lo hagan entre 60 y 70 mm. El espiráculo se encuentra en el lado izquierdo y el ano se abre en el derecho, en la base de la cola. Los dentículos se ordenan en un número de filas simples, siendo la fórmula más habitual 2(2)/3(1). La aleta dorsal es baja, comenzando a la altura del espiráculo. La punta de la cola es puntiaguda. Su coloración es verde o marrón claro, con pequeñas manchas oscuras que son más densas y grandes en la cola, presentando un patrón de tres líneas longitudinales oscuras. La coloración ventral es blancuzca.

Durante su desarrollo habitan el fondo de las masas de agua relativamente profundas y típicas del verano, ya que es entonces cuando se reproduce la especie. Son masas de agua más pequeñas, con menos cobertura vegetal, mayor temperatura y menores concentraciones de oxígeno disuelto que en la primavera. Cuando se desarrollan en charcas temporales tienden a hacerlo en las zonas más profundas y con mayor vegetación sumergida.

Comportamiento

En las zonas más frías pueden presentar una reducción metabólica invernal de duración variable, pero en la mayoría de las zonas que ocupan se las puede encontrar activas durante todo el año. Son tanto diurnas como nocturnas, decreciendo su actividad en las horas de mayor insolación durante el verano.

Los ejemplares subadultos ocupan con mayor frecuencia masas de agua temporales de escasa profundidad y arroyos con corriente rápida, donde no suelen encontrarse adultos. Los juveniles ocupan espacios sin depredadores. Comparte hábitat con otras especies de anfibios de hábitos terrestres cuando éstas acuden a las masas de agua a reproducirse.

Cuando detectan la presencia de un depredador huyen hacia el agua como mecanismo de defensa. Entre sus depredadores más frecuentes se encuentran aves (cigüeñas, garzas, rapaces, etc) y mamíferos (nutria, visón, jabalí, etc), aunque también se alimentan de ellas peces (lucio, black bass), anfibios (sapo de espuelas, canibalismo), reptiles (Género Natrix, otras serpientes) y crustáceos (cangrejos de río).

Evolución

Como otras ranas verdes europeas, presenta un proceso evolutivo raro en los vertebrados que viene regulado por un mecanismo reproductor denominado hibridogénesis. El complejo hibridogenético de la rana verde común comprende a P. perezi y al híbrido con P. ridibundus que producen la rana híbrida de Graf.

Explotación

Es el único anfibio autóctono de la Península Ibérica que es explotado en ranifactorías para su comercialización. Además, su pesca en España está regulada en distintas Comunidades Autónomas.

Amenazas

  • La pérdida de hábitat por desecación de masas de agua, construcción y edificación, etc.
  • La excesiva contaminación de las aguas.
  • La introducción de especies alóctonas como la rana toro americana (Lithobates catesbeianus) procedente de ranifactorías.
  • La hibridación con Pelophylax ridibundus y con Pelophylax lessonae supone una contaminación genética. Además, el híbrido de P. perezi x P. ridibundus, Pelophylax kl. grafi, puede desplazar y hacer desaparecer a la especie parental, ya que es mucho más fértil y viable.[1]

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pelophylax_perezi

Pequeña guía para adentrarse en el mundo de los dendrobatidae

 

Corría el verano del año 2002, cuando en el mes de julio, investOophaga pumilioigando un día por internet, cosa que hago muy a menudo, me tope con una página web holandesa, www.poison-frogs.nl, de la belleza que pude contemplar en esta web me quedé tan prendado que decidí aventurarme en el mundo de las ranas dendrobatidae, no sólo por la belleza de estos animales en sí, si no por la fascinación que suponía para mi recrear un pequeño biotopo selvático en mi propia casa.

Siempre he estado fascinado por la belleza del ecosistema tropical, sus húmedos bosques repletos de plantas, bromeliáceas, orquídeas, mariposas, pájaros, ranas…

Decidí ahorrar algo de dinero y empezar a invertir en un pequeño terrario, que compré si no recuerdo mal esa misma tarde en una tienda de animales por 70 euros, la semilla de lo que iba a venir después ya estaba sembrada.

Lógicamente en aquel año, no existía apenas gente en España que se dedicara a criar estos anfibios, si acaso nuestro colega Josep Canela de Barcelona, mi amigo Miguel Burgazzoli de Canarias con quien compartía largas charlas al teléfono y la persona a la que compré mis primeras dendrobates, Alfredo Botella de Valencia, un macho de Tinctorius ssp.nominal y una hembra de la subespecie "Dwarf cobalt".

Antes de adquirir mi primera pareja de dendrobates estuve empapándome muy bien por internet , a través de las muchas páginas en inglés publicadas y de lo poco en español que pude obtener de todo lo que necesitaban estas ranas, mis visitas al foro de reptilista acabaron siendo una cadena perpetua.

Cometí el primer error al fabricar mi primer vivario con macetitas pequeñas de plantas tropicales y tierra de macetas, algún tronco y poca cosa más, lógicamente al cabo de un mes rociando agua tuve que desmontarlo todo pues se había formado una piscina de agua en el fondo y olía a champiñón.

Pero poco a poco fui obteniendo más y más experiencia a la hora de mantener no sólo a estos anfibios en cautividad, si no todo el conjunto en sí, plantas, agua, animales, troncos, en resumidas cuentas, un vivario en armonía.

Al cabo de dos meses di el salto definitivo, me compré mi actual vivario comunitario de 1 metro de alto x 92 de ancho y 40 cms. de fondo, la droga había hecho su efecto y cada vez buscaba crear el vivario más grande y más perfecto posible.

Dendrobates auratus¿Qué es una dendrobates?
Bueno, pues en principio muchos de vosotros os extrañareis de este apartado, pero hay mucha gente que tiene verdaderos vacíos de información sobre el mantenimiento de estos anfibios, por que sencillamente no sabe lo que es el animal en sí.

Veamos, las ranas de la familia Dendrobatidae son todas exclusivamente habitantes de las selvas centro y suramericanas, y aunque existan rangos importantes de latitud y altitud lo cual lógicamente influye en el clima de cada especie en particular, se trata de animales tropicales con las características que ello conlleva, además de esto son anfibios, por lo cual estamos hablando de que aparte de respirar por sus pulmones también lo hacen por la piel, sus mucosas deben estar en perfecto estado y su entorno o habitáculo preparado para ello, ni muy seco, ni muy viciado, simplemente húmedo.

Las ranas de esta familia tienen un metabolismo muy acelerado, esa es la razón de que necesiten un aporte constante de alimento apropiado para mantenerse activas y sanas, un corte en el suministro supondrá animales estresados, enfermos, parasitazos y finalmente muertos.

La clasificación de la familia Dendrobatidae es la siguiente:
Reino: Animalia.
Phyllum: Cordata (cordados).
Subphyllum: Vertebrata.
Superclase: Tetrapoda.
Clase: Anphibia.
Orden: Anura.
Superfamilia: Bufonoidea.
Familia: Dendrobatidae.
Géneros:
  • Aromobates.
  • Colostethus.
  • Cryptophyllobates.
  • Dendrobates.
  • Epipedobates.
  • Mannophryne.
  • Minyobates.
  • Nephelobates.
  • Phyllobates.

¿Cómo empezar?
Bueno, pues con un terrario sencillo de mantener al principio, con pocas ranas y con especies sencillas y fáciles, ese es el resumen.

Una buena opción sería, una pareja de Dendrobates leucomelas o Dendrobates auratus o una pareja de Epipedobates tricolor.

Estas especies son fáciles de encontrar (hoy día claro!!), de mantener y de alimentar, lo primero que debemos tener en cuenta es, que presupuesto queremos gastarnos, y cuanto tiempo tenemos para dedicar a nuestra pasión, a más dinero y más tiempo, más arriesgada podría ser esta inversión.

Una pareja de estas tres especies, que son solamente las que yo recomiendo para ir haciendo boca, se puede mantener en un terrario estandar de 50 de largo por 40 de ancho y 40 de alto, que yo recomiende estas especies no quiere decir que no se pueda empezar con otras.

El terrario como ya se explica en otros artículos de esta web, se debe decorar en un principio con los sistemas de desague, drenaje y riego ya conocidos por todos de sobra, cuanto más sofisticado sea el terrario, menos tiempo debemos emplear en su posterior mantenimiento, es decir, un terrario con cascadas, nebulización o riego por aspersión y desague automático va a necesitar mucho más desembolso de dinero pero luego necesitará solamente de nuestra supervisión para controlar que todo marcha correctamente. Por el contrario un terrario básico, con grava o perlita (arcilla expandida) como sustrato, algún tronco o ramas, y algunas macetas en su interior con bromelias y otras plantas tropicales, necesitará un aporte manual de humedad de dos veces al día como mínimo, amen de regar las plantas de la manera más indicada.

De nuevo entra en juego la cantidad de tiendas donde ya sí se pueden adquirir estos materiales y por supuesto las ranas, www.terribilis.net las vende a precios más que razonables para cualquier bolsillo, por el contrario antes sólo se podían adquirir en ferias viajando fuera de España o a criadores particulares, muy escasos, ya que intentar si quiera pedir presupuesto en una tienda especializada era cuanto menos un suicidio , esto ha facilitado que muchísimos aficionados serios y responsables y algún que otro caprichoso hayan empezado a adentrarse en este fascinante mundo.

Mi consejo es comenzar con un terrario básico pero funDendrobates tinctoriuscional, gastar algo de dinero en un sistema de riego automático (opcional) que nos evitará seguramente más de un problema y comenzar por las especies comentadas anteriormente, fáciles de alimentar, tranquilas y de un tamaño considerable para que puedan aceptar alimento de un tamaño más grande que otras dendrobates.

No está de más antes de adquirir los animales llevar un control si es invierno o verano, de las mínimas y máximas que se den en el terrario para de este modo no experimentar una vez los animales vivan en él. Estas temperaturas, ya conocidas por casi todos nosotros jamás deberían bajar de 19 grados nocturnos y subir de 30 diurnos, siendo óptimas en la frontera de los 24 o 25 C.

 

El alimento, la manutención
He aquí el principal obstáculo para mantener a estos animales en cautividad, hay pocos sitios a donde se pueda pedir alimento regularmente sin problemas, quiero decir, existen épocas del año que por su clima dificulta el envío de alimento vivo o incluso que tengan alimento vivo en stock , yo tuve la suerte de encontrar mi tienda para abastecerme de alimento vivo sin ningún problema, Reptilmanía de Barcelona, hasta la fecha jamás me ha fallado el alimento vivo, eso sí, hay que ser previsores y pedir el alimento antes de que se nos agoten las últimas reservas, si esto sucediera, siempre es bueno y recomendable tener en casa algunos cultivos de colémbolos que se regeneran muy rápido y en el peor de los casos salir en busca de pulgones si es la época apropiada o recurrir a un transporte urgente tipo Seur que garantice la entrega en 24 horas, estos animales no deberían permanecer más de tres días sin recibir alimento, ya que acusan
estas carencias al cabo del tiempo, así que llegado el caso tenemos que escoger entre un animal muerto o 14 euros de Seur.

También podemos hacernos nuestros propios cultivos de alimento vivo, es decir, mosca de la fruta, es más que fácil hacérselos uno mismo, necesitamos comprar un paquete de puré de patatas normal sin añadido alguno, lo vertemos en la batidora, le añadimos vinagre y medio plátano maduro y nos hacemos una pasta ni muy líquida ni muy seca, imaginemos que somos una cresa de mosca de la fruta y queremos movernos por la pasta, pues la textura debería ser media, si vemos que se queda muy seco podemos añadir más vinagre y si se queda muy líquido añadiremos más puré.

De este modo nos garantizamos un constante suministro, pero no hay que fiarse, si algo falla, los cultivos se estropean..etc. debemos recurrir a la tienda para el suministro necesario, yo me atrevería a decir que este es el único "inconveniente" que nos podemos encontrar al mantener en casa a estos animales.

También podemos criar colémbolos, es muy fácil, manteniendo turba húmeda y añadiendo escamas de comidas para peces obtendremos cientos de ellos que nos servirán de alimento para nuestras ranas si el envío tarda unos días en llegar .

Una muy buena opción es recoger pulgones de las plantas, son muy nutritivos, no hace falta más que ir a un lugar seguro donde sepamos que no existe el riesgo de pesticidas ni polución y cortar las ramas o flores infestadas de pulgones y servirlas tal cual en los terrarios, de este modo las ranas tendrán alimento para dos o tres días. Lo malo de los pulgones es que solamente los encontraremos en primavera y en otoño.

 

Montando el terrario
Para mantener unas dendrobates en terrario hace falta poco más que mantenerlo con una media de humedad aceptable, que por cierto no debe ser constante del 100% y que puede incluso bajar hasta niveles sorprendentes, lógicamente si dejamos de regar el terrario al atardecer y no volvemos a nebulizar hasta la mañana siguiente que es lo que yo hago en los míos, la humedad dependiendo de la temperatura exterior se mantiene entre el 65% y el 75%, mientras que recién nebulizado el terrario y al cabo de un rato rondará el 90% , es un error tratar de mantener la humedad constante del 95-100 %
Digamos que el modelo más sencillo de terrario es el comentado más arriba, grava de acuario para sustrato, algún tronco con bromelias y macetas con plantas tipo philodendron, una pequeña cubeta con medio centímetro de agua y alguna corteza, hojas o medios cocos para que las ranas se escondan si lo desean y con esto ya podemos empezar a cuidar nuestras dendrobates, lógicamente este tipo de terrario va a necesitar un aporte más continuado de agua para mantener la humedad y en invierno alguna fuente de calor por arriba o por abajo que no deje caer más de 19 grados de noche.

Lo ideal y recalco esto, es dejar que de la humedad se encargue un sistema de riego por aspersión o crear un falso fondo, también comentado en esta web y con esto olvidarnos de que nuestros anfibios se estresen y mueran si nos ausentamos unos días de casa.
Hay varios sitios a donde podéis pedir presupuesto de estos sistemas de riego, www.terribilis.net, www.vivaria.nl , las tiendas Camaleo, y Vivarium Exotic Center de Madrid y Reptilmanía de Barcelona y algunas más que nos podrán abastecer de piezas de recambio y de información sobre estos sistemas de riego.

Una muy buena opción es también crear un falso fondo con una bomba de impulsión y conectarla a un sistema cerrado de tubos de pvc o goma con agujeros realizados a todo lo largo de ellos, así de este modo, conectada la bomba a un temporizador podemos hacer que "llueva" sobre la vegetación una vez cada hora durante 15 minutos, con menos frecuencia en invierno y más en verano o dependiendo de las fuentes de calor instaladas al terrario, de este sencillo y económico modo vamos a obtener muy buenos resultados, por cierto los tubos en sus extremos deben ir tapados con tapones especiales, si somos lo suficientemente innovadores podemos crear esta lluvia a base de gotas de agua sobre paredes forradas con saxin y entonces al cabo de algunos meses el aspecto será muy bonito.
Calentar el terrario es facilísimo desde mayo a septiembre, con la temperatura ambiente basta, pero al acercarse el mes de octubre por las noches ya baja algunas veces a los 14 o 15 grados en el exterior y no podemos arriesgarnos, así que yo dejo conectada una lámpara de cerámica de 70W continuamente de noche y de día desde primeros de noviembre hasta bien entrada la primavera que lo apago hasta el próximo año.

También podemos ayudarnos a calentar el terrario con alguna lámpara tipo spot de luz amarilla o luz de día de 40-60-70 W, que desprenden mucho calor, pero esto obligará a mantener más cuidada la humedad del terrario ya que se seca con más facilidad y si nuestro sistema de humidificación es manual, podemos correr el riesgo de desecar el habitáculo demasiado si nos descuidamos un poco.
Y por último podemos colocar bajo el terrario las conocidas esterillas calefactoras que mantendrán, sobre todo de noche, una temperatura más que aceptable en torno a los 20-21 grados, yo particularmente no estoy tan de acuerdo con calentar un vivario desde abajo, sencillamente porque en la naturaleza no ocurre así, en el suelo de la selva que es donde habitan la mayoría de las dendrobates la temperatura es 10 grados inferior a la copa de los árboles, por eso me gusta más la idea de calentar desde arriba y dejar fresco el suelo, aunque si calentamos el suelo, la evaporación del agua del sustrato será mayor y esto ayudará a aumentar la humedad, si se trata de un terrario con falso fondo, podemos calentarlo introduciendo en el falso fondo junto a la bomba de impulsión un calentador de acuario accionado a 26 grados C.

Y ya por último la opción sofisticada, a la que la mayoría no suele tener acceso en un principio consiste en encargar un terrario exclusivamente para dendrobates con riego por aspersión, lámparas cerámicas, desague automático…etc, que nos costará muchísimo más que empezar con el terrario básico, pero que a la larga compensará pues la inversión se verá recompensada con un funcionamiento casi automático del terrario, por lo tanto que cada cual escoja la opción que crea que puede costearse.
El asunto de la cría en cautividad
Quizás deberíamos preguntarnos todos cuando nos vamos a involucrar en mantener animales en cautividad si lo hacemos por placer de verlos saltar de aquí para allá, verlos comportarse como en su estado salvaje, comer, desarrollarse, en definitivas cuentas, tratar de mantenerlos lo mejor posible, disfrutar por ello y aprender algo más, o queremos convertirnos en criadores de dendrobates, bien pues a mi juício lo segundo es un planteamiento equivocado, si bien no podemos dejar de lado la ambición de tratar de reproducir a nuestras ranas, fracasar en la cría de estas no debe jamás suponer un factor en contra, yo prefiero esperar acontecimientos ya que cuando no he estado pendiente de sacar las puestas de mis ranas del vivario he encontrado renacuajos perfectamente formados en la parte acuática y cuando me he decidido por sacar las puestas para criarlos manualmente me he encontrado con un fracaso tras otro, es decir, esperar poco es recibir mucho, por el contrario esperar mucho generalmente se convierte en fracasos continuados.
Criar dendrobates es cuestión de suerte, suerte con la pareja o grupo reproductor, suerte con que no te venga una ola de frío y te mate las crías ya formadas y a punto de pasar a terrarios separados, suerte en muchos factores, hay muchos casos en que se cumplen todos los necesarios para una buena cría y sin embargo no aparecen puestas por ningún sitio del terrario.

Sin embargo, aficionados sin tanta experiencia ven desarrollarse renacuajos en sus terrarios sin mayores complicaciones que echar comida al agua.

Una pareja de denvivariodrobatidae es fértil a partir del año y medio aproximadamente, por eso las ranas adultas se venden a precio de oro comparadas a las juveniles, una hembra en perfecto estado de salud y bien alimentada es una fuente de huevos, en época de cría casi semanalmente.

Por supuesto la pericia del criador es un factor muy decisivo, y el mayor o menor grado de experiencia es crucial, pero aun así los éxitos y los fracasos son algo que se escapa a veces de nuestras manos.

De todos es conocido el "modus operandi" para la preparación de la cría de estos anfibios, generalmente el reloj biológico de las ranas se activa en el mes de abril y perdura todo el verano, en esta época los machos cantan por las mañanas y hacen que las hembras les sigan hasta un lugar de desove, medios cocos, cacharros de cerámica invertidos con alguna tapadera en el suelo para facilitar la puesta y la posterior extracción de huevos y alguna puertecita de acceso, botes de carretes de fotos..y casi cualquier habitáculo húmedo y sombrío a donde nuestras ranitas se animen a poner sus huevos.

En otro artículo posterior y mucho más detallado abordaremos el tema de la cría ya que creo que es un tema bastante amplio y lleno de detalles como para tratarlo de paso.

Conclusiones
Recrear un trozo de selva en casa y mantener algunas parejas de dendrobates en él es tarea fácil siempre que se cuente con un mínimo de experiencia y disciplina, aunque me inclino más por el segundo aspecto.

No conozco a nadie aun que se aburra con esta pasión, es más me da la impresión que actúa como una verdadera droga y cada vez queremos más.
Si somos medianamente responsables podremos mantener con éxito y por que no, criar a estas joyas de la selva tropical y es muy probable que nos enganchemos a ellas y que la más mínima satisfacción supla con creces todos los fracasos y errores que cometamos. Bienvenidos al fascinante mundo de la selva tropical.

Pelobates cultripes, el sapo de espuelas

Commons-emblem-notice.svg
 
Sapo de espuelas
Pelobates cultripes02.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN 3.1)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Superclase: Tetrapoda
Clase: Amphibia
Subclase: Lissamphibia
Orden: Anura
Familia: Pelobatidae
Género: Pelobates
Especie: P. cultripes
Nombre binomial
Pelobates cultripes
Cuvier, 1829
Distribución
Distribución de Pelobates cultripes
Distribución de Pelobates cultripes

El sapo de espuelas (Pelobates cultripes) es una especie de anfibios anuros de la familia Pelobatidae.

Contenido

[ocultar]

Distribución

Su distribución mundial se limita exclusivamente a la Península Ibérica y a las costas mediterráneas y sudoccidentales de Francia. Dentro de la península tiene una distribución prácticamente continua haciéndose sus poblaciones más escasas o desapareciendo en el norte (cornisa cantábrica y Galicia).

Hábitat

Los ambientes terrestres que ocupa normalmente el sapo de espuelas, suelen ser terrenos arenosos, con charcas, arroyos estacionales o marismas cercanas. Son especialmente abundantes en las dehesas de Extremadura y arenales del bajo Guadalquivir, zonas semiáridas del valle del Ebro y siendo escaso en zonas de montaña.

Aunque su distribución altitudinal abarca desde el nivel del mar hasta los 1.700 metros, es más frecuente encontrar poblaciones por debajo de los 1.000 m.

Amenazas

Los factores que pueden incidir sobre su nivel de conservación son comunes a los de otras especies de anuros, la destrucción directa de hábitat reproductivos como charcas, lagunas y marismas ha provocado la extinción de poblaciones, especialmente en zonas de arenales costeros y zonas destinadas a la agricultura intensiva, la contaminación por productos fitosanitarios y el exceso de carga ganadera, que provoca la eutrofización de los hábitat reproductivos. Los atropellos en carreteras en zonas reproductivas ricas en charcas y la introducción de especies foráneas como el cangrejo de río americano o ciertas especies de peces que pueden incidir en las fases embrionaria y larvaria.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pelobates_cultripes