Artículos sobre mariposas

 


Vanessa atalanta, Torremolinos. Febrero 2015. Fot: R. Gonella.

 

Como se forja una pasión. Unas breves líneas sobre el autor.

A la temprana edad de 7 años (1.978) ya tenía mi primera colección de mariposas, recolectadas por mi con un cazamariposas hecho de tul y un palo de fregona, lo cierto es que las primeras mariposas llegaron a mis manos porque las encontraba muertas en las cunetas de las carreteras, atropelladas por los coches, lo cual sigue siendo hoy día causa de una amplia mortandad de mariposas, fueron cuidadosamente guardadas en dos cajas de la cubertería del ajuar de mi madre, ya por aquel entonces tenía en mi poder los tomos  I,II y III de "Mariposas de la Península Ibérica" de M. R. Gomez Bustillo y F. Fernández Rubio. Era tal la pasión que me suscitaban las mariposas, diurnas y nocturnas y los insectos en géneral, sus formas, colores, diversidad, que desde ese momento no he dejado de investigar, leer, publicar, exponer, viajar (ver artículos de esta misma web),  y siempre relacionado con el maravilloso mundo de la entomología. desde la fundación de esta web y la revista Jangala, decidí dar un paso más en mi carrera autodidacta naturalista. La publicación de las guías de este portal son el fruto de todos estos años de trabajo, que continúan y continuarán, tratando de buscar el objetivo final, que se conozca la amplia diversidad de mariposas que habitan en España y se logre una concienciación global sobre su protección, el uso de pesticidas, que merma a todas las poblaciones de insectos y la protección de sus hábitats, tan mermados y dañados por la fragmentación y el desarrollo urbano.

 

No puedo dejar de agradecer desde estaas líneas la ayuda de mis colaboradores, en la donación de algunas de las fotografías que ilustran esta guía, David Gutiérrez Alba de Barcelona, Rafael Obregón, Tomás Sanz, Alfonso Sánchez Florido. A todos ellos, gracias.

El autor, en una salida entomológica por la subbética cordobesa

                        El autor, en una salida por la sierra subbética cordobesa, abril 2009.


          De expedición en el estado de Goias (Brasil), Junio de 2001.

                          Tratando de colectar Catocala sp. La Sauceda (P.N.Alcornocales, Cádiz, julio 2010). para su observación y fotografía. De día es fácil verlas aunque sean muy inquietas y difíciles de capturar.

En Kenia, en los Montes Aberdares, a 2.500 m de altitud en el Ecuador. junio de 2002.

 

Labores de datación de taxones de heterócera en el Parque Natural de los Alcornocales. Julio de 2009.

En plena faena fotográfico entomológica para la confección de las guías, P.N. Los Alcornocales, junio 2013.

En plena labor fotográfica en la Sierra de Camarolos, Málaga. mayo de 2014.


 

Guía visual de las mariposas y polillas españolas. Introducción a las familias más representativas.

 

Catocala fraxini

Catocala fraxini (Erebidae; Catocalinae). Una de las nocturnas más bellas de España.

Introducción:

En esta mini guía taxonómica de los lepidópteros españoles, de una forma concisa y resumida se incluyen las familias de mariposas más significativas, tanto ropalóceros y macroheteróceros, para una fácil y rápida visualización de las especies más comunes de encontrar en una salida al campo o en un muestreo nocturno. He considerado poco oportuno citar a todas las familias, sobre todo de heterócera, así como subfamilias, géneros, tribus...etc, de cada familia de Ropalócera (antenas en forma de maza), por creerlo demasiado extenso, poco práctico y adecuado para el fin que se persigue, que no es otro que ayudar a reconocer las mariposas más comunes de nuestros campos y bosques, a todos aquellos que quieran adentrarse en la entomología o lo hayan hecho ya, para profundizar en el tema ya existen cientos de publicaciones concretas y bastante completas acerca de cada familia o género en particular.

En esta misma página está también publicada la guía de mariposas diurnas ibéricas, a donde se detallan todas las especies de diurnas que vuelan en España.


Rhopalócera (mariposas diurnas).

Antena de Rhopalocero

 


Típica antena de Ropalócero. Punta acabada en forma de mazo.

En España, existen 6 familias de mariposas diurnas propiamente dichas, tras varias revisiones taxonómicas en los últimos tiempos.

En esta clasificación, destacamos a las siguientes familias, todas ellas están incluidas en la superfamilia Papilionoidea, excepto Hesperiidae como una superfamilia, denominada Hesperoidea.


FAMILIA PIERIDAE ( Duponchel, 1.832 ).

 Detalle de la cabeza de Aporia crataegi. Fot: Roberto Gonella.

En España habitan 22 especies de esta familia, son mariposas generalmente de alas redondeadas, de colores blanco, blanco amarillentos y anaranjados, con muy marcado dimorfismo sexual.(diferencias entre machos y hembras).

 Sus orugas, casi siempre con bandas o líneas longitudinales muy características viven sobre varias plantas leguminosas y hortalizas cultivadas, llegando a ser un serio problema para la agricultura en algunos casos.(Ej. blanca de la col).

Oruga de Pieris brassicae. Torremolinos, Málaga, R. Gonella.

Crisálida de Aporia crataegi. Fot: Roberto Gonella.


Los piéridos apenas desaparecen durante el invierno en el sur de la Península ibérica y en los días más soleados del más crudo invierno podemos verlas revoloteando en los jardines de nuestras ciudades libando de flor en flor. Hay varias subfamilias englobadas en Pieridae, como Pierinae y Antocharinae, donde se engloban las conocidas como "blanquiverdosas" Dentro de este grupo de blanquiverdosas se encuentra la especie Euchloe bazae, una hermosa mariposa de tamaño mediano, que vuela en la Hoya de Baza en la provincia de Granada, relegada a biotopos áridos con suelos yesíferos y vegetación baja. Los ejemplares de la fotografía fueron avistados en marzo de 2017.

Euchloe bazae, Hoya de Baza, Granada, marzo 2017. Fot: Roberto Gonella.

 Pieris brassicae. Fot: Roberto Gonella.

Euchloe belemia izqu. y E. crameri derecha. Diferencias de patrones. Fot. Roberto Gonella.

Pieris brassicae, Hembra a la izquierda y macho a la derecha. Fot. Roberto Gonella.

 


FAMILIA PAPILIONIDAE ( Latreille, 1809 ).

 

Papillio machaon
Papilio machaon, un emblema nacional.

Son mariposas de porte mediano y grande, elegantes, algunas de ellas dotadas de "colas" en sus alas posteriores, lo que les ha valido el sobrenombre de "colas de golondrina", donde también hay ocelos (conjunto de escamas de colores y formas llamativas), son mariposas de colores llamativos, que son utilizados a modo de "defensa" en la lucha por escapar de sus predadores, alejando la atención de estos mismos de órganos y puntos vitales, como el abdomen o tórax del insecto.

 

Iphiclides podalirius

 Iphiclides podalirius, el chupaleche.


De gran talla y colorido, son la familia de mariposas que cuenta, no solamente en España, si no en el resto del mundo, con los ejemplares más bellos y espectaculares.

Papilio thoas, un primo lejano de nuestra Papilio machaon.

Una de las mariposas diurnas más bellas de Europa. Mayo de 2017. Sierra de Torremolinos.

Ejemplar macho. Torremolinos (Málaga). Junio de 2017.

Papilio machaon. Reverso. Junio de 2017. Fpt: Roberto Gonella.

La preciosa cabeza de Parides iphidamas de Sudamérica. Fot. R. Gonella. 

 Parides iphidamas. Una especie sudameriicana muy bella. Fot. Roberto Gonella.


En España existen 5 especies de esta familia, algunas de ellas protegidas como Parnassius apollo , otras tan conocidas y bellas como Papilio machaon.


Sus orugas, que poseen un órgano retractil situado detrás de la cabeza en forma de "Y" para protegerse de sus depredadores llamado osmeterio, se alimentan de plantas de las familias de las malváceas, rubiáceas y algunas especies silvestres como las umbelíferas o hinojo silvestre.

Orugas de Papilio machaon. Fot. Roberto Gonella.

 Aparecen con la primavera, surcando con su elegante planeo las colinas soleadas de arriba a abajo y son de las últimas especies en desaparecer de nuestros campos, incluso a finales de noviembre, donde coinciden con orugas en sus plantas nutricias, que crisalidan en otoño para invernar de este modo.


 

 

 Zerynthia rumina. Fot: Roberto Gonella.

Oruga de Zerynthia rumina sobre su planta nutricia, Aristolochia baetica.

Torremolinos. Enero de 2016. Fot: Roberto Gonella.

 Oruga de Zerynthia rumina. Sobre su planta nutricia, febrero 2017. Torremolinos. Fot: Roberto Gonella.

Sus orugas crisalidan en la planta nutricia, aferrándose la oruga mediante un cinturón de seda al tallo de la misma y fijándose por una unión del mismo material de su cremaster, (zona anal), pasando el invierno en diapausa pupal o estado semilatente hasta la siguiente primavera. Las crisálidas de los papiliónidos siempre están sujetas a la planta por zona anal y cinturón de seda, al igual que los piéridos, lo que las diferencia de los ninfálidos, que siempre se sujetan de la zona anal únicamente, colgando boca abajo.

 

Crisálida de Papilio machaon. Fot: Roberto Gonella.


 

FAMILIA NYMPHALIDAE ( Swainson, 1.827 ).

 

         Vanessa atalanta. Ejemplar invernante. Torremolinos. Fot. R. Gonella.

Se trata de una de las familias más extensas y representativas en la Península Ibérica, con unas cuarenta especies catalogadas, incluye especies repartidas en varias subfamilias, se incluyen Satyrinae, Danainae, y Lybyheinae, siendo de este modo la más amplia en número.

Pararge aegeria, la maculada de los muros. Torremolinos. Fot: Roberto Gonella.

Sus integrantes son poderosos voladores, algunas de ellas grandes migradoras, de colores vivos y a mi parecer las más bellas de España y el resto del mundo , ej.(género callicore, perisama, prepona, charaxes...etc), colonizan todo tipo de hábitos, desde lugares húmedos y sombríos, parques y jardines, senderos de bosques, copas de árboles, hasta colinas soleadas de vegetación arbustiva, etc.

La Vanessa atalanta, o numerada, es una bonita mariposa que habita en la península ibérica y que coloniza la gran parte de la zona holártica, incluyendo el continente americano. Es un potente volador que suele realizar movimientos migratorios de un continente a otro, de Africa a Europa, también dentro del continente europeo entre los países nórdicos e islas británicas y los países más al sur, como España y además es sabido que dentro de España realiza también un movimiento entre las provincias del norte y las meridionales más al sur. En verano, los ejemplares nacidos en primavera en el sur vuelan hacia el norte colonizando hasta las regiones de Escandinavia, una vez llega el otoño realizan un proceso a la inversa regresando para pasar el invierno en los bosques del mediterráneo. En el sur de Andalucía es posible verlas volando en los claros de pinares y encinares en los días más soleados de invierno. Estos mismos ejemplares volverán a aparearse y comenzarán un nuevo ciclo en primavera, que regresará a las zonas más al norte. Su comportamiento huidizo y territorial hacen que este siempre alerta por si otra atalanta u otra mariposa entra en la zona de su posadero, expulsándola rápidamente. Sus orugas prosperan en varias especies de ortigas silvestres. Es posible verlas volando todo el año cerca de zonas bien arboladas como parques y jardines en piscinas. Es una de las mariposas más bellas de Andalucía y España y el adulto se alimenta de sustancias azucaradas y fuertemente avinagradas o fermentadas.

Ejemplares invernates fotografiados en diciembre en Torremolinos, Málaga, Roberto Gonella.

 Vanessa atalanta, Torremolinos, Enero 2015, Fot: Roberto Gonella.

Urtica membranacea. Fot: Roberto Gonella. Id: José Durán Blanco.

Urtica urens. Fot: Roberto Gonella. Id: José Durán Blanco.

Otra bonita mariposa que prospera a costa de las ortigas es la Aglais urticae, u ortiguera, se trata de una mariposa que vive más hacia el norte de la península. En el sur peninsular se encuentra relegada a las zonas más montañosas y Sierras más altas, en la cota por encima de los 1400 y 1500 m.  en las provincias de Granada, Jaén y Málaga. Suele acudir junto a otros ninfálidos a beber de las orillas de los arroyos en las horas de más calor del día. El ejemplar de la foto es de la Sierra de Huetor, de Granada.

La C blanca o Polygonia c album es una bella mariposa que se encuentra en áreas forestales y distribuída por toda la península, aunque sus colonias suelen ser muy aisladas. Habita en linderos de bosques caducifolios y mixtos volando por senderos y caminos y posándose en las ramas y hojas al sol. Sus orugas prosperan a costa de ortigas, abedul, sauces y olmos. Su distribución por toda la zona templada abarca desde el Norte de Marruecos hasta Japón. La mariposa hiberna como adulto, al igual que otros ninfálidos y es posible verla durante todo el año si el tiempo acompaña, aunque es más activa entre mayo y septiembre.

Las mariposas de la subfamilia Satyrinae suelen ser de colores marrones, amarillentos, ocres y pardo, con diferentes ocelos repartidos por el reverso y anverso alar, colonizan biotopos de monte bajo, sotobosque y praderas húmedas, suelen posarse en el suelo, troncos y rocas a donde es difícil distinguirlas por su coloración críptica. Las lobito del género Pyronia suelen aparecer en primavera y permanecen en vuelo todo el verano, siempre revoloteando a poca altura entre los matorrales, palmiitos y zonas de matorral. Son fáciles de ver en cualquier caminata por el monte, tanto la lobito jaspeado, como la lobito listado o Pyronia bathseba. En zonas más frescas y humbrias vuela la Pyronia tithonus, o lobito agreste. Estas mariposas vuelan en los mismos biotopos que Hipparchia semele y Maniola jurtina o loba, aunque esta última gusta más de los prados más frescos y con más vegetación herbácea.

Lasionmata megera. Sierra de las Nieves, Málaga. Junio de 2017.

Pyronia cecilia, Montes de Málaga. Septiembre de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Pyronia bathseba, hembra. Sierra de las Nieves, Málaga. Junio 2017.

Pyronia cecilia. Lobito jaspeado. Riogordo, Málaga. Mayo 2017.

 Hipparchia semele. Sátiro común. Sierra de Huetor, Granada, Mayo 2017. 1600 m.

Las mariposas del género Melanargia pertenecen a la subfamilia Satyrinae, son de color claro con dibujos negros, lo que les confiere el sobrenombre de mediolutos. Arriba izq. Melanargia galathea, medioluto norteña, abajo izquierda Melanargia ines, medioluto ines, Derecha, arriba y abajo, Melanargia lachesis, medioluto ibérica. Fotos: Roberto Gonella.


Las orugas de Nymphalidae suelen estar recubiertas de protuberancias y generalmente son de color ocre y parduzco o negro, poseen los hábitos alimenticios más amplios de todos los lepidópteros ropalóceros ibéricos. Las orugas de Satyrinae poseen un cuerpo alargado en forma oblonga y con la zona anal acabada en una punta bífida.

Oruga de Euphydrias aurinia. Málaga. Fot. Roberto Gonella.

Crisalidan generalmente sobre la planta nutricia, boca abajo, envolviéndose en unas crisálidas angulosas y otras finamente decoradas con tonalidades nacaradas, lo cual es típico de esta familia en sus congéneres tropicales.

Crisálida de Nymphalis antiopa, Fot: Roberto Gonella.

Crisálida de Euphydrias aurinia. Abril 2017. Roberto Gonella.


Muchas de sus especies gustan de "emborracharse" con secreciones de fruta podrida, orina, heces, incluso sangre de algunos cadáveres, aprovechándose esta conducta peculiar para capturar a los imagos. ej. (género charaxes y subfamilias Morphinae y Brassolinae en los trópicos).

Esta familia cuenta con las más preciosas joyas aladas, no sólo en España, sino en el resto del mundo de entre todas las mariposas diurnas, encontrándose géneros como callicore, prepona, doxocopa, agrias...etc y subfamilias como Charaxinae, Apaturinae, Brassolinae y un largo etcétera entre las más bonitas mariposas del globo.


En España existen 40 especies, algunas como Apatura iris y A. ilia, son especialmente bellas y cotizadas entre los entomólogos y fotógrafos y recuerdan los colores iridiscentes de sus hermanas tropicales.


 Las orugas de Satyrinae, de forma oblonga, con la cabeza redondeada y su extremo anal acabado en una forma de punta bífida como decíamos, no tienen protuberancias en sus cuerpos como las orugas de los Ninfálidos, alimentándose en su mayoría de gramíneas y son mariposas  con colores marrones  y ocres, con ocelos múltiples y de varios tamaños en sus alas.

 

Danaus chysippus

Danaus chrysippus. La mariposa tigre. Posee colonias muy localizadas en el litoral

mediterráneo.

 Danaus plexippus  fotografiada en julio de 2016 en pleno centro de Málaga, la monarca se extiende por todo el litoral malagueño, desde Manilva hasta la Axarquía pasando por el Valle del Genal. Fot: Roberto Gonella.

 Oruga de Danaus plexippus fotografiada sobre Asclepia curassavica en diciembre de 2016. Benalmádena (Málaga). Fot: Roberto Gonella.


 

SUBFAMILIA LIBYTHEINAE ( Boisduval, 1,840 )

 


Lybithea celtis www.miradanatural.es

El único miembro de esta subfamilia que vive en España, Lybithea celtis, posee unos peculiares palpos labiales alargados, siendo esta una característica común en estas bonitas mariposas, generalmente de colores marrones y anaranjados y con las alas recortadas en ángulos muy marcados, como si estuviesen rotas por el picoteo de algún ave.

En España vive sobre el árbol Almez , Celtis australis y habita en bosques donde reposa en las ramas de los árboles de los linderos. Suele bajar a beber sales minerales cerca de cursos de agua y arroyos.

 

 


FAMILIA LYCAENIDAE ( Leach, 1.815 ).

             Polyommatus icarus celina, Sierra de las Nieves, Málaga. Fot: Roberto Gonella.

Gran familia de mariposas, la más amplia en España, hasta 68 especies catalogadas, incluyendo el "taladro del geranio", generalmente son mariposas de talla pequeña y mediana, de colores vivos como el azul, el rojo y el naranja y estas tonalidades repartidas sobre ocres, con acusado dimorfismo sexual en algunas de sus especies, esto es, los machos de colores totalmente distintos a las hembras, siendo como en el caso de Polyommatus icarus celina los machos de un azul brillante y las hembras de tonos ocres con puntos anaranjados en el borde de sus alas. Habitan zonas de alta y media montaña, copas de los árboles, prados silvestres, incluso jardines artificiales y piscinas, son de vuelo rápido y a veces a ras de suelo zigzagueando. El cardenillo, Tomares ballus es una bonita mariposa que tiene una dispersión meridional y que aparece en la más temprana primavera, entre finales de febrero y principios de marzo, volando a ras de suelo en praderas floridas. 

Tomares ballus

 Tomares ballus. Fot: www.miradanatural.es.

Tomares ballus, macho. Torremolinos, marzo 2017. Fot: Roberto Gonella.

 

 

Lycaena virgaureae, en La Rioja, agosto de 2013. Fot: Roberto Gonella.

Ciertas especies tienen carácter gregario, llegando a encontrarse agrupaciones con cientos de individuos de una o varias especies alimentándose juntos de las sales minerales del suelo. Los adultos tienen la cabeza con grandes palpos y antenas anilladas en blanco con grandes mazas al final.

Lycaena dispar

Lycaena dispar.


Callophrys avis, Abril 2014. Sierra de las Nieves. Fot. Roberto Gonella.

Lycaena phlaeas, P. N. Montes de Málaga. Septiembre de 2016. Fot: Roberto Gonella.


Sus orugas, en forma de pequeñas babosas suelen vivir en simbiosis con algunos tipos de hormigas, que se nutren de sus secreciones azucaradas, producidas por unas glándulas situadas en sus cuerpos, llegando a completar su ciclo biológico en el interior de los hormigueros, que a su vez proporcionan seguridad y protección a las mismas.

Leptothes pirithous. Torremolinos. Enero 2016. Fot. Roberto Gonella.

Morena serrana, Aricia cramera, Fot. Roberto Gonella.

Aricia cramera, Sierra de las Nieves, Málaga. Junio 2017.


Algunas especies son endemismos de nivel mundial como Cupido lorquinii, de Sierra Nevada en la provincia de Granada (España), que también vuela en la Sierra de las Nieves de Málaga y otras constituyen un serio problema a la jardinería como Cacyreus marshalii, el "taladro del geranio", introducida hace pocos años accidentalmente en España, proveniente de Sudáfrica.

Lycaena phlaeas. Una mariposita que suele volar prácticamente todo el año en el sur.

 


 

FAMILIA NEMEOBIIDAE ( Bates, 1.868 ).

Hamearis Lucina. Perico. Fot: Roberto Gonella.

Un único integrante de esta familia en España es Hamearis (Nemeobius) lucina, una mariposita pequeña, de tonalidades amarillo y marrón que habita la mitad norte de España y en algunas colonias en el norte de Portugal, de vuelo rápido y en zigzag al igual que los licénidos, sus orugas son muy parecidas a las de estos últimos pero carecen de las glándulas secretoras de azúcares que las de los licénidos poseen.

 


En los trópicos suelen ser de las familias más abundantes de mariposas y además sus integrantes son bellísimos, con una variedad de formas y colores inimaginables.

 


 

SUPERFAMILIA HESPEROIDEA

FAMILIA HESPERIIDAE ( Latreille, 1809 )

 

Hesperia comma
        Hesperia comma

Pequeñas maripositas de colores generalmente ocres, marrones y apagados, con la cabeza prominente y las antenas muy separadas, de vuelo vertiginoso y rápido, viven a ras de suelo donde se posan en las flores silvestres junto a Licénidos y otros insectos a libar su néctar en los días más calurosos del año.

 

Thymelicus acteon. Sierra de Torremolinos. Mayo de 2017.


En España viven 28 especies que poseen unas características que les diferencian del resto de lepidópteros ropalóceros ibéricos, un batir de alas muy rápido, un dimorfismo sexual casi nulo y unas características morfológicas, como la cabeza ancha y sus ojos muy separados, que les merecen ser considerados incluso como no pertenecientes a la superfamilia Papilionoidea por algunos autores, englobándolas en la superfamilia Hesperoidea.


 

Heterócera ( Mariposas nocturnas).

Antenas heterocera

Diferentes tipos de antenas en heteróceros.

Pensemos sólo por un instante que los diez dedos de nuestras manos son todas las mariposas del mundo, pues bien digamos que los dedos que corresponderían a las familias de Rhopalócera (diurnas), serían tres.

 
Con todo esto, hagámonos una idea de que en España viene a ocurrir lo mismo, si los lepidópteros diurnos españoles se dividen en dos superfamilias, Papilionoidea y Hesperoidea, como hemos visto, en el caso de los Heteróceros (distintos tipos de antenas) españoles podemos destacar estas superfamilias entre otras muchas, que por no ser muy significativas, al menos para un principiante, vamos a dejar en el tintero.


 

Superfamilia Bombycoidea

Esta superfamilia incluye las siguientes familias de Heterócera:

 

Familia Saturniidae.

Saturnia pyri
Saturnia pyri, el heterócero más grande de la Península Ibérica.

 Saturnia pyri. Ejemplar ex ova. Fot: Roberto Gonella. Málaga.

Mariposas de gran porte, cuerpo robusto y belludo, cabeza pequeña, con acentuado dimorfismo sexual, sobre todo morfológicamente hablando, ya que los machos presentan antenas plumosas y las hembras no, siendo estos primeros más finos de abdomen y de menor envergadura alar.

 

Detalles de la cabeza de Saturnia pyri. Abajo un ocelo del ala anterior aumentado. Roberto Gonella.


Sus grandes orugas con protuberancias y pilosidades alcanzan los doce o trece centímetros de longitud en su fase prepupal, donde se encierran en la base de los troncos de sus árboles nutricios, generalmente, frutales de los géneros Prunus y Malus, coníferas y de la familia Quercus en unos capullos teguminosos bastante resistentes, permaneciendo así en diapausa invernal hasta la primavera siguiente o a veces hasta dos años o más.

Oruga de Saturnia pyri. Roberto Gonella.

Oruga de Saturnia pyri en tercera muda. Fot. Roberto Gonella.

Detalles de la oruga en sus últimas fases. Fot: Roberto Gonella.

Fot: Roberto Gonella.


Sus hembras producen fuertes feromonas sexuales que atraen a los machos desde largas distancias. En España hay cuatro especies en la actualidad, aunque hace algunas décadas convivían con dos grandes especies importadas para el cultivo de su seda, Samia cynthia y Antheraea pernyi, esta última sigue estando presente en Mallorca.

Saturnia pavonia. Pequeño pavón nocturno. Se trata de una bella especie de tamaño pequeño y mediano que vive distribuída por la mayoría del territorio peninsular, apareciendo en el mes de marzo y teniendo los machos actividad diurna, buscando a las hembras para copular atraídos por sus fuertes feromonas. Suelen alimentarse de un amplio número de plantas, entre las que se encuentran los géneros Prunus, Halimium, Rubus, etc. En el sur peninsular se ha descrito la subespecie S. pavonia josephinae, que algunos autores elevan al rango de especie.

Saturnia pavonia. Hembra y macho a la derecha. Barcelona. Fot: David Gutiérrez Alba.

A la izquierda, S.pavonia en cópula. Derecha, hembra. Fot: David Gutiérrez Alba. Barcelona

Diferentes estadios en el crecimiento de larvas de Saturnia pavonia. Fot: Roberto Gonella.

 

Saturnia pavonia macho. Fot: Roberto Gonella.

 Sus integrantes son, tanto de actividad diurna como nocturna y son fuertemente atraídos por las luces de vapor de mercurio. Carecen de espiritrompa, por lo que la función de alimentarse no existe, sobreviven de las reservas de la oruga y tienen un único cometido, reproducirse y morir. Una de las mariposas más bellas de Europa es parte de nuestra fauna, La Actias (Graellsia) isabelae, conocida como Isabela o isabelina, descubierta por Mariano de la Paz Graells. Se trata de un endemismo de Iberia y una pequeña porción de los Alpes franceses. Se encuentra muy localizada y sus colonias han sufrido un descenso importante por la utilización de pesticidas y fitosanitarios para el tratamiento de la procesionaria del pino, tratamientos poco selectivos y eficaces que han maltratado a sus colonias. Es sin duda una de las grandes joyas de la entomología española y europea.

Fot: Roberto Gonella.

 Actias (Graellsia) isabelae, Ejemplar de la Sierra de Albarracín (Teruel). Fot: Rafael Obregón Romero.

Oruga en fase L2, Fot: David Gutiérrez Alba, Barcelona.

Fase L3, Actias (Graellsia) isabelae. Fot: David Gutiérrez Alba, Barcelona.

Primer plano de oruga de Graellsia isabelae, Fot: David Gutiérrez Alba.

Oruga en su última fase. Fot. Rafael Obregón Romero.

Orugas de Samia Cynthia sobre ricino. Fot: Roberto Gonella.

 

 Samia Cynthia, detalles de cría en cautividad. Junio de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Samia Cynthia es un satúrnido procedente de Asia. fue introducido artificialmente para la obtención de seda para la industria textil, algunos ejemplares lograron aclimatarse en Barcelona tras escapar y prosperaron sobre los ailantos (Ailanthus altissima). En la actualidad no existen datos ni citas de ejemplares silvestres por lo que se cree que esta colonia está extinta. En cambio, hay una gran cantidad de especímenes en el mercado de la cría en cautividad.

Antheraea pernyi es un saturnido típicamente asiático introducido artificialmente en la isla de Mallorca para la obtención de su seda. Actualmente existe una colonia de esta mariposa que se ha aclimatado en la Sierra de Tramuntana alimentándose de las encinas.

Antheraea pernyi, hembra arriba y macho abajo, ejemplares silvestres procedentes de Mallorca,

Fot: Xisco Truyols Henares.


Familia Endromidae

 

Endromis versicolora
Endromis versicolora

En España vuela un solo representante, Endromis versicolora, de acusado dimorfismo sexual y de actividad tanto diurna como nocturna.


Familia Lemoniidae.

Lemoniidae

Hay dos integrantes, Lemonia dumi y Lemonia philopalus, parecidas a los lasiocámpidos por los dibujos y formas alares, siendo los machos fuertemente atraídos por las hembras con sus feromonas sexuales.

Orugas de Lemonia philopalus sobre hojas de cerraja. Fot. Roberto Gonella.


Oruga de Streblote panda. Málaga, abril 2017. 

Familia Lasiocampidae.

Son mariposas de tamaño medio y grande, las hembras con cuerpos robustos y voluminosos. Sus orugas grandes y velludas. 

 

Lasiocampa trifolii. Riogordo, Málaga. Fot. Roberto Gonella.

Lasiocampa trifolii en la Sierra de las Nieves en abril  de 2017 Málaga. Roberto Gonella.

Streblote panda. Se trata de un taxón de distribución notablemente meridional. Ampliamente difundida por todo el litoral mediterráneo y alimentándose durante la primavera de una gran variedad de arbustos como ciprés, taraje, retama, etc. Los machos de la especie, de potente vuelo, son fuertemente atraídos por las feromonas de las hembras y por las luces artificiales. Crían muy bien en cautividad y son muy prolíficas. lLas orugas se desplazan a gran velocidad y son gregarias en los primeros estadios, permaneciendo en las bases de las ramas de sus plantas nutricias, que envuelven con una especie de saliva que al endurecer da la impresión de plastificar la rama. Nada más nacer, si son molestadas, se dejan caer colgando de un hilo de seda. Cuando van alcanzando un tamaño considerable se separan del resto y se mantienen solitarias en la planta nutricia, con muy poca movilidad y desplazamiento y crisalidando envueltas en un capullo se seda grisácea en las ramas de la misma planta.

Crisálida de Streblote panda. Junio de 2017. Fot: Roberto Gonella.

 Oruga de Streblote panda. Fot: Roberto Gonella.

 Oruga de streblote panda , Málaga, Abril de 2017.

Junio de 2017. Ejemplar macho atraído a la luz artificial.

Hembra de Streblote panda. Junio de 2017. 

Gastropacha quercifolia.

Se trata de una mariposa de tamaño grande que adopta una singular postura de reposo imitando una hoja seca de roble, lo que le ha servido para su nombre científico, quercifolia.

 Gastropacha quercifolia, Ripoll, Gerona, julio de 2016. Fot: David Gutiérrez Alba.

Orugas de Chondrostega vandalicia fotografiadas en la Sierra de las Nieves, Málaga.

Mayo 2014. Fot: Roberto Gonella.

Phyllodesma suberifolia. Las especies del género Phyllodesma también adoptan la

postura típica de hoja seca de roble o encina al posarse. villarodrigo de Ordás, León.

Julio de 2017. Fot. Roberto Gonella.


Superfamilia Sphingoidea

Familia Sphingidae

Cuenta en España con 21 especies de grandes y poderosos voladores, algunas migradoras desde Africa (ej. Acherontia atropos, Hyles lineata ), de cuerpo musculoso y cilíndrico, alas finas y puntiagudas, finamente coloreadas, grandes ojos y espiritrompa larga con la que sus adultos se alimentan al vuelo como los colibríes de Sudamérica.

Hyles euphorbiae. La esfinge de las lechetreznas.

Se trata de una bella especie de tamaño mediano y grande con colores rosados, pardos y verduzcos. Se alimenta en otoño de las lechetreznas silvestres y pasa el invierno enterrada en fase de crisálida.

 

Oruga de Hyles euphorbiae, Málaga. Fot. R. Gonella.

Crisálidas de Hyles euphorbiae, Málaga. Fot. Roberto Gonella.

Imago, vista frontal. Fot. Roberto Gonella.

Imago, vista lateral. Fot: Roberto Gonella.

Son mariposas de escaso dimorfismo sexual, si acaso el tamaño de los abdómenes, se alimentan de una amplia variedad de plantas, desde solanáceas cultivadas, como patata, tomate o berenjena, a especies silvestres y venenosas, sus grandes orugas alcanzan un tamaño considerable, al menos doce centímetros en la fase prepupal y se entierran en una cámara de aire excavada por la oruga y fortalecida con su propia saliva, donde la crisálida pasa el invierno.

Daphnis nerii

                        La esfinge de la adelfa, Daphnis nerii.

Oruga de Daphnis nerii.


Adoptan una posición defensiva erguidas sobre sus falsas patas traseras, emitiendo algunas de ellas un chasquido para intimidar a sus depredadores, lo que les ha valido el sobrenombre de esfíngidos, al recordar la postura de las esculturas del antiguo Egipto.

Esfinge colibrí, Macroglossum stallatarum.

Pequeño esfíngido de actividad diurna y crepuscular. Distribuído por toda la península y bién conocido de parques y jardines en verano, a donde gusta de libar sus flores. En invierno suele invernar a resguardo en cuevas, garajes y trasteros.

Macroglossum stallatarum. Sierra de las Nieves, Málaga. junio 2015. Fot. Roberto Gonella.

 Macroglossum stallatarum libando sobre viborera. Sierra de Mijas. Abril 2017. Roberto Gonella.

La esfinge del pino, Sphinx ( Hyloicus) maurorum, pinastri.

Se trata de una especie de tamaño mediano que suele alimentarse de coníferas. Es más abundante hacia el norte de la Península Ibérica, volando en biotopos de media montaña desde el mes de mayo.

 

Fot: David Gutiérrez Alba, Barcelona. 

 

Laothoe populi, la esfinge del chopo.

Especie típicamente forestal, en bosques mixtos de Populus y Salix, a costa de los que prospera. Comparte biotopo con especies afines como Smerinthus ocellata.

 Cazorla, julio de 2014. Fot. Roberto Gonella.

Oruga L1 sobre Populus alba. Fot: Roberto Gonella.

Laothoe populi, oruga en fase L2. junio de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Laothoe populi, Fot: Roberto Gonella.

Crisálida de Laothoe populi, Fot: Roberto Gonella.

La esfinge de la encina, Marumba (Manduca) quercus.

Marumba quercus, Parque Natural de los Alcornocales, Málaga, Julio 2009. Fot: Roberto Gonella.

Marumba quercus es una especie fuertemente atraída por la luz.

Oruga sobre su planta nutricia, un quejigo. Los Alcornocales, julio 2009.

Fot: Roberto Gonella.

Hyles livornica (lineata), la esfinge rayada.

Se trata de una especie típicamente veraniega, fuertemente atraída por la luz.

Hyles livornica,  P.N.Los Alcornocales. Julio 2009. Fot. Roberto Gonella.

Ejemplar posado en un bajo, Torremolinos, junio de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Esta bella especie puede llegar en algunos años en oleadas masivas desde Africa y se las ve posadas en soportales y bajos. Se alimenta de parra.

 

Hippotion celerio. Esfinge de banda plateada.

 

 Oruga de Hippotion celerio. Fot: Roberto Gonella.

Fot: José Martí Carpintier. 

 Imago macho, Torremolinos (Málaga). Fot: Roberto Gonella.

Suele verse volar a finales de verano y hasta el mes de noviembre.

 

La esfinge de la calavera, Acherontia atropos.

Se trata de un fuerte y potente volador y migrador africano que logra cerrar su ciclo en España. Sus orugas de hasta 13 cm en la última edad se alimentan de solanáceas, jazmín, olivo, stradmonio, cannabis y un amplio surtido de plantas, sobre todo de la familia de las solanáceas, enterrándose una vez completada la fase larvaria para crisalidar en una cámara excavada y reforzada internamente con la saliva de la propia oruga. El adulto se alimenta de sustancias azucaradas y de miel y es capaz de agujerear con su fuerte probóscide los panales de las abejas en busca de este preciado botín, lo que les ocasiona la muerte en muchas ocasiones. Para defenderse de las picaduras de las abejas y de sus depredadores emite un fuerte y estridente chillido cuando ya es mariposa. Ha sido siempre una mariposa que ha despertado falsas creencias populares y cuadno visitaba una casa en verano era augurio de muerte. 

Detalle de la cabeza y tórax de Acherontia atropos. Fot: Roberto Gonella.

Crisálida de Acherontia atropos y su cámara excavada en la tierra. Fot: Roberto Gonella.

Acherontia atropos alimentándose de Cannabis sativa. Esta especie acepta una amplísima variedad de plantas nutricias. Fot: David Gutiérrez Alba, Barcelona.

 

Fot: David Gutiérrez Alba.

 

 

 Fases del crecimiento de orugas de Acherontia atropos, octubre 2016. Fot: Roberto Gonella.

 Fase prepupal de Acherontia atropos, la oruga presenta una librea rojiza a lo largo del dorso antes de enterrarse para crisalidar. octubre 2016. Fot: Roberto Gonella. 

 

La policromía de Acherontia atropos en fase larvaria nos presenta a veces este patrón oscuro. sobre Nicotiana glauca (solanaceae) Sierra de Torremolinos, octubre 2016 Fot: Sandra Alarcón Montoya.

Diciembre de 2016. Fot: Roberto Gonella.

La esfinge de las enredaderas, Agrius convolvuli.

Se trata de otra gran y bonita especie que prospera a costa de las plantas de la familia de las convolvuláceas. Su crisálida se distingue de las demás esfinges por la funda curvada de la probóscide. Es bastante común en toda España en jardines y campos.

Oruga, Málaga noviembre 2016.

Fot: David Gutiérrez Alba. Barcelona.

La esfinge del aligustre. Sphinx ligustri. 

Se trata de una bellísima especie de gran tamaño, que se encuentra ampliamente repartida por la mitad norte penínsular. Es fuertemente atraída por la luz artificial. Como su nombre indica , su oruga prospera en plantas del género Ligustrum.

 Fotografía: David Gutiérrez Alba, Barcelona.

Fot: Roberto Gonella.

Sphinx ligustri

Sphinx ligustri.

Deilephila porcellus, la esfinge menor de la vid a la izq. Derecha, Mimas tiliae, la esfinge del tilo.

Fot: David Gutiérrez Alba, Barcelona.

Sphinx pinastri izquierda y Sphinx ligustri derecha. Fot: David Gutiérrez Alba.

La esfinge del tilo, Mimas tiliae.

Se trata de una bonita esfinge de tamaño mediano que vuela en una franja septentrional ocupando el norte peninsular, en una sola generación de abril a agosto. Se alimenta de varias especies de árboles como el tilo, nogal, castaño, morero, avellano, castaño de indias o roble. Es otra especie fuertemente atraída por la luz artifical.

Fot: Roberto Gonella. 


 

Superfamilia Zygaenoidea

Familia Zygaenidae.(Latreille, 1809).

Esta es una de las familias de heteróceros más amplia de la Península Ibérica, vivamente coloreadas advierten a sus predadores de su desagradable sabor.

 

Zygaenidae

 

Zygaenidae. www.photomazza.com

Son mariposas de actividad exclusivamente diurna, vuelan a libar néctar de las flores bajas junto a otros ropalóceros e insectos hymenópteros, con los que son confundidos a veces.

Zygaena lonicerae, Valle de Peral, Concejo de Lena, Asturias, junio 2016. Fot: Roberto Gonella.

Zygaena trifolii. Fot. David Gutiérrez.

Zygaena lavandulae. Sierra de Mijas. Abril 2016. Fot: Jacobo Quero Pérez.

Zygaena sarpedón, Sierra de Camarolos, Málaga agosto de 2013. Fot. Roberto Gonella.

Zygaena lavandulae, Sierra de Mijas, Málaga. Mayo 2017.

Zygaena lonicerae, Sierra de Gredos, Avila. Julio 2017.

Sierra de Huetor, Granada. Mayo de 2017. 1600 m.

Jordanita sp. Sierra de las Nieves, Málaga. Junio de 2017.


Las orugas de Zygaenidae crisalidan en capullos alargados y apergaminados que quedan adheridos a los tallos de sus plantas nutricias.


 

Superfamilia Geometroidea.

Familia Geometridae. (Leach, 1815).

Esta gran familia de heterócera debe su nombre a la peculiar manera de "andar" de sus orugas, con sus patas en los dos extremos de su cuerpo, unen estas y las vuelven a separar como si midiesen el terreno por donde avanzan.

 Ennomos quercinaria, Sierra de Cazorla, julio 2013. Fot. Roberto Gonella.


Curiosamente algunas especies de esta familia se posan con las alas plegadas sobre su espalda, característica de las mariposas diurnas.

 

Fot. 1 Cazorla, julio 2014. Fot: Roberto Gonella.           Fot. 2. Torremolinos, mayo 2015. Roberto Gonella.

Idaea alysummata, Torremolinos, febrero 2016. Fot: Roberto Gonella

Idaea litigiosaria. Riogordo, Málaga, mayo 2017.

Phaiogramma faustinata, Torremolinos, octubre de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Phaiogramma faustinata. Torremolinos (Málaga), Mayo de 2017.

 Rodometra sacraria, Riofrío (Granada), Noviembre de 2014. Fot: Roberto Gonella.

Abraxas sylvata, Fot: David Gutiérrez Alba. Gerona.

Biston betularia. Villarodrigo de Ordás, León. Julio de 2017. Fot: Roberto Gonella.

 


 

Familia Drepanidae. (Meyrick, 1895).

Sus miembros poseen las alas superiores acabadas en forma de gancho o garfio. Son muy parecidas a los Geometridae, pero sus orugas no "caminan" como estas, lo que las diferencia. Hay tres subfamilias dentro de Drepanidae que son:

 

Habrosyne pyritoides. Villarodrigo de Ordás, León. Julio 2017. Fot: Roberto Gonella.

 

Watsonalla uncinula. Fot: David Gutiérrez Alba.

Falcaria lacertinaria

Falcaria lacertinaria

Thyatira batis

Thyatira batis (http://ukmoths.org.uk)

 


 Superfamilia Noctuoidea.

Familia Erebidae (Antes Noctuidae) (Leach, [1815]).

 

 

Arriba, Thysania agrippina, Manaos, Brasil. Fot. Jacobo Quero.

Abajo, Ascalapha odorata, México, Fot: Erika Reyes.

Quizás sea esta la familia de lepidópteros más grande del mundo, está incluída dentro de la superfamilia Noctuoidea, con más de 20.000 especies descritas y catalogadas en todo el planeta. De tamaño pequeño mediano y grande en España, cuenta con algunas de las mariposas más bellas y escasas de la Península Ibérica, como la Catocalinae, Ephesia fulminea, o Catocala fraxini, uno de los más grandes y bellos heteróceros de España.

Poseen colores generalmente apagados, crípticos e imitando la corteza de los árboles donde se posan, aunque algunas especies como las citadas anteriormente utilizan sus bonitas y coloreadas alas posteriores para sorprender a sus predadores enseñándolas súbitamente y huir con un vuelo rápido, vertiginoso y zigzagueante.

Catocala oberthueri. Parque natural Cuenca Alta del Manzanares. Fot. Tomás Navarro Clemente. Julio 2017.

Las catocala son un género englobado dentro de Erebidae y en la subfamilia Erebinae, a donde se incluye la tribu Catocalini, es muy diverso y bello, casi todas las catocala ( del griego , kata = hacia abajo, y kalos = bello, bonito. ), son mariposas de un tamaño considerable y bajo mi punto de vista son de las más bellas mariposas nocturnas que vuelan en España. Siempre a escondidas, camufladas, y muy huidizas y de temperamento nervioso hacen que la labor de fotografiarlas sea bastante complicada. En las siguientes imágenes se incluyen algunas de las especies que viven en España y los patrones de diferenciación de sus ejemplares. Hay especies con las alas posteriores de color rojo carmesí, rosado, rojo , amarillo intenso e incluso azul.


Arriba, Catocala conversa, abajo, Ephesia fulminea.

Fot: Roberto Gonella.

 

Catocala nymphagoga, una especie típicamente forestal, defoliadora del encinar.

Fot: Roberto Gonella.

Patrones crípticos en alas superiores en Catocala. De Arriba a abajo. Catocala promissa, Catocala dilecta, Catocala optata, Catocala elocata, Catocala nupta. Fot: Roberto Gonella.

Patrón del ala inferior, izq. C. nupta, der. C. promissa.

Izq. C. optata, Der: C. dilecta. Fot: Roberto Gonella.


Catocalas posadas sobre tronco de roble. La Sauceda (Cádiz) julio de 2010.



Catocala nupta. Fot: David Gutiérrez. 

Catocala promissa, P. N. de Los Alcornocales (Málaga). junio 2009. Fot. Roberto Gonella.

Cabe destacar que la mayor mariposa nocturna del mundo, Thysania agrippina, habitante de Sudamérica, pertenece a esta familia.


      Catocala nymphagoga, Atraída a la trampa de luz actínica. La Sauceda (Cádiz) Julio de 2010.

Catocala fraxini, la liquénica azul. Una maravilla de mariposa que vuela en una sola generación en septiembre. Fot: Roberto Gonella.

Dentro de Noctuoidea encontramos también la gran familia Noctuidae, a donde se engloban las subfamilias Noctuinae, Acronictinae, Hadeninae, entre otras y a las que pertenecen las mariposas que a continuación se muestran.

Autographa (Plusia) gamma, Torremolinos. Fot. Roberto Gonella.

 

Agrotis ipsilon izq, Agrotis segetum der. (Noctuidae). Torremolinos, abril 2017.

Oruga de Acronicta rumicis, (Acronictinae). Sierra de Camarolos, junio 2014. Fot. Roberto Gonella.

Valeria jaspidea. Fot: David Gutiérrez, Barcelona.

Phlogophora meticulosa (Hadeninae) y Catephia alchymista. Fot: David Gutiérrez Alba. Barcelona

 

Noctua fimbriata (Noctuinae), Fot: David Gutiérrez Alba, Ripoll, Gerona. junio 2016.

Acontia lucida, Riogordo (Málaga). Mayo 2017.

Eublemma ostrina. Riogordo (Málaga). Mayo 2017.

 


 

Familia Thaumetopoeidae.

Algunos autores incluyen a esta familia dentro de Notodontidae, son las conocidas procesionarias, sus orugas, de colores marrón grisaceo con bellosidades urticantes, viven en nidos colonia en sus plantas nutricias, coníferas y género quercus mayoritariamente, utilizando para desplazarse el conocido método de la "fila india". En España viven cuatro especies.

 Thaumetopoea pytiocampa, playa de Maro (Málaga) 9 de septiembre de 2014. Fot: R. Gonella.

Orugas "en procesión". Torremolinos. Enero 2016. Fot: Roberto Gonella.


Especies: Thaumetopoea pytiocampa, T.processionea, T.pinivora, T. herculeana.


 

Familia Notodontidae.

Son mariposas nocturnas de tamaño medio, cuya característica principal suele ser un grupo de escamas formando un penacho de largos pelos en el tórax, lo que les confiere una característica morfológica bastante peculiar cuando reposan en los troncos de los árboles de bosques frondosos, donde suelen habitar, con el primer par de patas, generalmente por delante de la cabeza, agarrándose al árbol donde reposan.

Entre las especies de esta familia tenemos en España a la conocida "mariposa del chopo" o "harpía", de colores blanco y características manchas negras y cuya oruga sea quizás el más raro "proyecto de ingeniería" por su forma, colorido y posturas que adopta cuando se ve amenazada. Suelen ser fuertemente atraídas por la luz artificial, lo que facilita una labor de muestreo en los bosques donde habitan.

Phalera bucephala

             Phalera bucephala.

Phalera bucephala, Ripoll, Fot: David Gutiérrez Alba.


Oruga de Cerura ibérica. Baños del Río Tobía, en la Rioja, agosto de 2013. Fot. Roberto Gonella.

 Cerura ibérica. Villarodrigo de Ordás, León. Julio 2017. Fot: Roberto Gonella.

Notodonta tritophus, arriba izquierda y Pheosia tremula, arriba a la derecha. Abajo Harpya milhauseri a la izq. y Furcula (Harpya) bífida centro, Peridea anceps derecha. Todas fuertemente atraídas por la luz artificial. Fot: David Gutiérrez, Barcelona.

 Oruga de Cerura vinula, Fot: David Gutiérrez Alba.

 


 

Subfamilia Lymantriinae. (Erebidae). antes Lymantridae.

Si por algo son conocidas estas mariposas, no solamente en nuestro país, sino en todo el mundo, es por ser la más destructora y defoliadora de todas las familias de nocturnas del globo, su acción es de tal magnitud, que solamente dos de sus especies causan más daño en América del Norte y Europa que el resto de heterócera mundial.

Lymantria

 

Por otro lado decir que sus integrantes son de colores ocres y actividad básicamente diurnas y las hembras de algunas especies son ápteras, esto es carecen de alas y se desplazan por el suelo reclamando a los machos que llegan en masa a copular con ellas.


 Familia Erebidae (antes Arctiidae) , Subfamilia Arctiinae.

Uthetheisa pullchella, Torremolinos, Fot: Roberto Gonella.

Hyphoraia dejeani, un endemismo ibérico. Fot: Jonathan Antúnez González. Abril de 2017.

Esta amplia subfamilia de bonitas y coloreadas mariposas de tamaño pequeño, medio y grande cuenta con 48 especies en España, sus imagos o adultos tienen dos órganos timpánicos, uno a cada costado del tórax, cubiertos de tupida bellosidad, cabeza pequeña con la espiritrompa generalmente muy pronunciada, aunque otras especies carezcan de ella y con coloración aposemática, lo que advierte a sus depredadores de su sabor desagradable. Muchas de sus orugas son de actividad diurna y si se las molesta se enrollan en una espiral cerrada como método de defensa.

Epicallia  (Arctia) villica, Fot: David Gutiérrez Alba. Ripoll, Gerona.

Thyria jacobaeae. Alfonso Sánchez Florido.

Arctia caja. La gitana.

Se trata de una bonita mariposa con una distribución en España más hacia el norte de la península. Sus imagos son fuertemente atraídos por la luz artificial. Las orugas se alimentan de una variedad muy amplia de plantas, entre las que se encuentran  las del género Taraxacum, conocidas como diente de león, con las que se crían muy bien en cautividad. La opción de ofrecerles lechuga causa una alta mortandad en las orugas y se descarta por no ser una buena opción. Las orugas crecen rápido sobre diente de león y si se las molesta se dejan caer al suelo y se enroscan convirtiéndose en una bolita de pinchos. Crecen en su planta nutricia durante mayo y junio y crisalidan hacia primeros de julio, emergiendo el adulto pocos días después. Los adultos permanecen sin alimentarse hasta que se aparean y completan el ciclo, si se las trata de manipular utilizan la tanatosis como medida de protección y se dejan caer inertes al suelo.

Fotografías de agosto de 2017. Ejemplar ex larvae.

Orugas de Arctia caja. junio de 2017. Fot :Roberto Gonella.

Distintas fases del desarrollo de Arctia caja. Cría en cautividad. Junio/Julio 2017.

Arctia caja

 Arctia caja, la gitana.


 Sus mariposas sienten una alta atracción por las luces de vapor de mercurio.

Atlantarctia tigrina. Sierra de las Nieves (Málaga) Fot. Roberto Gonella.

Uthetheisa pullchela, Campanillas. Málaga. Octubre 2014. Fot. R. Gonella.

Uthetheisa pullchella,  ovopositando en Alhaurín de la Torre, Septiembre 2015. Fot: Roberto Gonella.

Oruga sobre Heliotropium europaeum, Torremolinos, octubre de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Euplagia quadripunctaria, Concejo de Lena, Asturias, agosto de 2016. Fot: Roberto Gonella.

Coscinia cribaria, Sierra de Torremolinos, abril 2015 (Málaga), Fot. Roberto Gonella.

Sus orugas con largos y abundantes pelos y generalmente de color marrón rojizo se alimentan de un sin fin de plantas herbáceas, siendo polífagas en la mayoría de las ocasiones, aunque aveces sólo se alimenten de una sola planta.

Oruga arctiidae


 Las orugas tejen un capullo de seda recubierto de bellosidad cuando llega la primavera ya que generalmente pasan en estado larvario el invierno.

Oruga de Cymbalophora pudica, febrero 2017. Torremolinos, Málaga. Fot: Roberto Gonella.

Crisálida de Ocnogyna baetica. Fot: Roberto Gonella.

Oruga de Ocnogyna baetica. Fot. Roberto Gonella.


En España existen especies muy conocidas como la Gitana, Arctia caja, común en la mayoría de nuestro país y muy fácil de criar ya que come casi todo lo que le ofrezcamos en cautividad.


 Crambidae.

Cydalima perspectalis. Se trata de una especie originaria del sudeste asiático e introducida artificialmente en España en los bojs cultivados, sobre los que prosperan sus orugas, tiene un rango de distribución accidental por la mayoría de Europa y Reino Unido. Su envergadura es de aproximadamente 40 mm.

Cydalima perspectalis. Fot. David Gutiérrez, Barcelona.

Spoladea recurvalis es una especie pequeña, de aproximadamente 2,4 mm que se encuentra distribuída por todos los países subtropicales y tropicales del mundo, su período de vuelo es a finales de otoño e invierno. 

 

Spoladea recurvalis, Málaga, diciembre 2016. Fot: Roberto Gonella.

 


 

MICROLEPIDOPTERA

 

Pterophoridae.

Los pterofóridos o mariposas pluma son pequeñas mariposas de actividad nocturna con unas alas modificadas que les da el sobrenombre de mariposas pluma. Algunas de ellas pueden tener cierta actividad diurna.

 Torremolinos, abril 2016. Fot: Roberto Gonella.

Pyralidae.

 Pyralis farinalis, Torremolinos, abril 2017. Fot: Roberto Gonella.

Este artículo se encuentra en continua actualización, disculpa las molestias.